Fujifilm FinePix X100: Review

in Personal | 0 comments

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

Desde hace años he buscado una cámara de tamaño compacto para poder llevar siempre encima, sobretodo en los momentos en que no estoy trabajando, estoy con mi familia o con mis amigos y llevar una DSLR es demasiado engorroso. Por mis manos han pasado algunas compactas de Canon y Panasonic (la última la LX3) pero ninguna había acabado de ser lo que buscaba. Hasta ahora.Aviso preliminar
Este texto no pretende ser un análisis técnico en detalle. Aquí no hay recortes de imágenes al 100% para analizar el detalle ni nada por el estilo. Simplemente se trata de mi opinión y como tal ES SUBJETIVA. Las imágenes que acompañan a este texto se han hecho en RAW y han sido procesadas en Lightroom tal y como hago habitualmente con todas mis fotografías.

Fujifilm FinePix X100: Review
Escrito por Martín Ramis, on 27-08-2011 00:00

Aviso preliminar
Este texto no pretende ser un análisis técnico en detalle. Aquí no hay recortes de imágenes al 100% para analizar el detalle ni nada por el estilo. Simplemente se trata de mi opinión y como tal ES SUBJETIVA. Las imágenes que acompañan a este texto se han hecho en RAW y han sido procesadas en Lightroom tal y como hago habitualmente con todas mis fotografías.

Image

Image

La Fujifilm Finepix X100 es una cámara (relativamente) compacta de 12,3 megapixeles con sensor de tamaño APS-C y con una óptica Fujinon con una distancia focal equivalente a 35mm, específicamente desarrollada para el conjunto.

Estética retro
Sin duda, una parte importante del interés inicial que despierta la X100 se debe a su cuidada estética que recuerda poderosamente a las cámaras telemétricas. Hasta que no le das la vuelta y enseñas su pantalla LCD trasera, la mayoría de la gente cree que estás utilizando una cámara antigua de carrete.
Además la calidad de construcción es muy buena; La cámara se siente sólida en las manos, los materiales son de primera y los diales responden con clicks precisos. Sin duda una de las cámaras mejor construidas que hay ahora en el mercado. No es perfecta pero en general Fuji ha hecho un muy buen trabajo.

Visor híbrido
La primera característica que diferencia a esta cámara del resto de compactas (y la hace única) es su visor híbrido que combina un visor de tipo óptico (OVF) con marcas e información sobreimpresas y un visor de tipo electrónico (EVF) de elevada resolución. Cualquiera de los dos funcionan perfectamente y es posible alternar rápidamente entre ellos utilizando una pequeña palanca en el frontal del cuerpo. Para mi gusto la mejor opción es el visor óptico por la sensación de inmediatez que proporciona y por el campo adicional de visión que permite. Si embargo, este visor tiene asociados algunos inconvenientes: error de paralaje, distancia mínima de enfoque mayor y menos puntos de enfoque, tamaño de los puntos de enfoque no alterable,… que simplemente se solucionan al accionar la palanca y pasar al visor electrónico. Al poder alternar rápidamente entre uno y otro no es ningún problema escoger el que más nos convenga según la situación.

Volverse invisible
En mi opinión, la mayor cualidad de esta cámara es que le permite a uno volverse (casi) invisible. Sí invisible, como la capa de Harry Potter. Es algo mágico. Debido a su tamaño y aspecto antiguo, la gente no te toma demasiado en serio y se olvida de que le estás haciendo fotos muy rápidamente. Además se trata de la cámara más silenciosa que he manejado. Si desconectas el ruido grabado de obturador y de los menús (modo silencioso), es muy difícil por no decir imposible que alguien oiga el obturador de la cámara disparándose.
Esto unido al una distancia focal equivalente a 35mm hace que sea una cámara perfecta para realizar fotografía documental o fotografía callejera.

Manejo clásico
La apertura se maneja desde el barril del objetivo con clicks precisos y bien marcados y la velocidad de obturación con un dial junto al botón de disparo. En este sentido, es fantástico tener mandos específicos para ajustar los parámetros básicos de la foto, sin necesidad de entrar en los menús como sucede en la mayoría de cámaras compactas. Además tiene un botón de función programable junto al botón de disparo al que podemos asignar la función que más nos convenga. En mi caso dependiendo del día y de la situación suelo fijar el ISO o el filtro ND.

Velocidad de enfoque
El enfoque automático se realiza utilizando un sistema de evaluación de contraste en lugar de los de detección de fase que utilizan las DSLR. Con buena luz esto no es ningún problema y el enfoque suele ser rápido y bastante preciso. Se pueden seleccionar entre 25 puntos de enfoque si estamos utilizando el visor óptico y 49 si utilizamos el visor electrónico. En este último caso podremos además seleccionar el tamaño del punto de enfoque y hacerlo más pequeño.
Con poca luz el autoenfoque suele tener bastantes dificultades y si la luz es muy baja la mejor opción es pasar a enfoque manual y utilizar el botón trasero para que el autoenfoque haga una primera aproximación.
El enfoque manual es bastante engorroso ya que la rueda necesita demasiadas vueltas para pasar de un extremo a otro.
Ahora bien, tal vez más importante que la velocidad de enfoque sea la respuesta del obturador al pulsar el botón de disparo (una vez que hemos preenfocado) y en este sentido debo decir que es excelente. El disparo es inmediato y no perderemos una foto si hemos estado atentos y hemos fijado el foco.

Calidad de imagen
Resumiendo y sin entrar en detalles innecesarios, la calidad de imagen es fantástica. En mi opinión de lo mejor que he visto en un sensor APS-C a cualquier ISO. Y como remarca mucha gente los jpeg que da la cámara son difíciles de igualar con el procesado RAW en Lightroom. Ningún pero que ponerle en este sentido.

Es una cámara adecuada para cubrir una boda? Desde luego no es una de las cosas en las que pensaba cuando la compré, pero es cierto que en algunas situaciones puede ser un complemento perfecto a un sistema DSLR.
En cualquier caso, dependerá del estilo de cada uno. Por calidad de imagen y de resultados podría utilizarse sin problema, aunque su lentitud en algunos aspectos requiere de un estilo más deliberado, más intencional al disparar. Hay que decidir bien el momento del disparo y no habrá segundas oportunidades. Poniéndolo en contexto muchas de las mejores fotografías documentales del siglo XX se hicieron de esa forma y con cámaras aún más lentas que la X100, no?

Detalles interesantes:
La posibilidad de sincronizar un flash externo a 1/1000 de segundo.
Filtro de densidad neutra de 3 pasos incorporado en la óptica, que aunque está escondido en los menús es un detalle de agradecer sobretodo porque por cuestiones de diseño, la cámara no permite disparar a velocidades mayores de 1/1000 a la máxima apertura (f2).

Detalles mejorables:
El enfoque manual. Ojalá una actualización de firmware incorporara Focus Peaking y redujera los giros necesarios para el enfoque manual.
Los menús no están muy bien organizados y algunas elementos están incomprensiblemente alejados como la fijación el ISO y la configuración del ISO automático.
La lentitud en algunos aspectos

Algunas imágenes de muestra:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *